La Cruz Blanca

Publicado por Marcos
Categorías: General, Personal

Vaya vaya… ¡Otro sitio al que no vuelvo! La Cruz Blanca en el Garena Plaza de Alcalá.

¡Pedro! ¡Menos mal que no pudiste venir, te hubieses arrepentido! Menuda cena… las patatas crudas, los huevos rotos eran ¡más patatas!, la sepia si no estaba podrida le faltaba poco… Sin mencionar que los platos estaban grasientos y la cubertería parecía que la había manipulado el mismísimo Uri Geller. Obviamente, un sitio más… tachado en mi agenda de restaurantes recomendados.

Recuerdo la magistral intervención de Rubén cuando el camarero intentaba contentarnos con unos: «¿Desean algo de postre?» -NO- «Quizás les apetezca un café» – NO- «¿Un chupito le licor de la casa como obsequio?» -LO QUE QUEREMOS ES LA CUENTA- Y posteriormente, sin darse cuenta de que estaba justo detrás esperando a que nos levantásemos: VÁMONOS A TOMAR EL POSTRE A UN SITIO DECENTE.

El local está ambientado de una forma curiosa y acogedora, al estilo La Bámbola en versión económica. Pero la calidad de su comida nos deja mucho que desear.

Fuimos al Hemisferio para quitarnos el mal sabor de boca. Aunque esta vez, cambié mi peculiar batido de chocolate con nata por un San Benito (¿de Lérez?) que llevaba: zumo de naranja, piña, melocotón y kiwi. Menos el de naranja, el resto de zumos no eran naturales, menudo timo… Cómo está cambiando la calidad del producto en los locales, de todos modos… estaba mejor que el Honolulú de Rubén 😛

Lo mejor, sin duda alguna, el «chupeteo de la pajita» -TOP SECRET-

8 comentarios

Suscríbete a comentarios RSS o deja un trackback
  1. La verdad es que la noche de ayer, gastronómicamente… dejó muchooo que desear.
    No vuelvo a recomendar un sitio. Lo mío no es la comida.
    Menos mal que anoche no hizo frío, ehhh, jajaja.

  2. Cada vez se cumple más la relación calidad-precio. Es decir, cuanto más se incrementa la factura especialmente en sitios con renombre y/o franquicias, mas disminuye la calidad. Sin embargo, en el caso de la Cruz Blanca de la Garena de Alcalá de Henares hemos tocado fondo. Obviando que desde los platos sobre los que debían reposar nuestros alimentos ya presentaban capas de humedad considerables (suerte que en este caso me libré, fui el único), los cubiertos curvaturas extravagantes y las servilletas volaban cayendo sobre el suelo al montar la mesa, el resto ya ha quedado bien descrito. Una buena dósis de tubérculos a medio preparar con aceites industriales y antinaturales, ensaladilla creada a base de triturados que no permitían identificar correctamente sus ingredientes y una sepia incorrecta, reblandecida y rebosante de indicadores de caducidad (por no decir que se parecía a una «gominola sudorosa» recalentada) a pesar de haber sido recocinada a la parrilla.

    Lo mejor: el comentario de la camarera. Ante su promesa de comentarle el estado de los productos al cocinero, mis interrogantes son varios: sinceramente dudo que ni se lo comentase a su compañero excepto para «echarse unas risas», en caso de que le llegara la noticia al cocinero, ¿qué le importará si seguramente y con suerte cobre el salario mínimo interprofesional y sus condiciones de trabajo le mantienen en un estado peor al de sus raciones? y, finalmente en caso de que intentara realizar algo al respecto probablemente sería desautorizado por su responsable por su desinterés en sacar hasta el último beneficio de sus sufridos clientes. Conclusión: seguramente fue un comentario hipócrita al más estilo «teleoperador» adiestrado para no dar soluciones sino contentar al cliente con sentencias biensonantes.

    Lo peor: En un país en el que el sector servicios y la hostelería es esencial, contínuamente se abusa e incentiva más a la clientela a quedarse en casa.

  3. jajaja, parece que tengo un sexto sentido para elegir los días que me viene mal quedar. Ya me libré de visitar el verdalia en su día y por mi que siga la racha. Por lo menos la decoración está lograda. ¿Quién iba a decir a la vista de esa foto de la sepia que no estaba en buenas condiciones?
    Lo gracioso es lo de Rubén, que prefirió evitar sus malas experiencias con los postres, jajaja.

  4. Si, la foto sale perfecta… pero coge un trozo y pruébalo, ya verás 😛

  5. Pero cuando aprendereis??? para cuando La Tagliatella de Felipe II ??? no vais a ir nunca ?? me apetece que vayais para ver si pasa vuestra crítica gastronómica… espero que seais sinceros!!! (sé que lo sereis)

    Un abrazo!
    Ricardo.

  6. ¡En cuanto baje a Madrid! ¡Ya lo sabes! Si esto fue una cenita por Alcalá… Además, ya sabes que antes de ir te llamo 🙂 Para que nos traten bien 😉

  7. Qué la sepia tiene buena pinta en la foto????!!!!!
    Si miro la foto y veo esas «babillas» aggggg

  8. Referente a tu crítica a la Cruz Blanca de Alcalá en el C.C. Garena Plaza:
    Marcos tengo que decirte que todo lo que dices que te pasó en la Cruz Blanca Alcalá ES TODO LO CONTRARIO A LO QUE A MÍ ME SUCEDIÓ, que te voy a detallar a continuación.

    EL SERVICIO FUÉ CORRECTÍSIMO, POR NO DECIR MUY BUENO, EN CUANTO A LO QUE TOMAMOS QUE FUÉ: LACÓN – EXQUISITO, SEPIA – EXQUISITA, HUEVOS ESTRELLADOS – MUY BUENOS, CROQUETAS – MUY BUENAS Y CASERAS DE VERDAD, EN RESUMEN TODO ESTUVO A LA ALTURA, TANTO EL SERVICIO, LA COMIDA COMO LA BEBIDA, Y LO QUE ES ESPECTACULAR ES EL PROPIO LOCAL.
    UN SALUDO

Escribe un comentario

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image

  • Recibe los artículos por Email o por Feed
    Feed de MarcosGarcia.es