Artículos de Septiembre, 2006.

Ese lindo gatito…

Publicado por Marcos
Categorías: General, Mascotas

¿Habéis visto alguna vez imágenes tan tiernas como este gatillo quedándose dormidito? ¡Me encantan los gatos! Tuve una gata hace tiempo… le quisimos tanto en casa, que no hemos vuelto a tener otra desde que murió, hace muchos años ya. Menos mal que mi tía tiene una muy bonita, y me paso a verla de vez en cuando.

Y no sólo el de portada se queda sopa, mirad éste. Es curiso lo que le gusta hacer a este gato con la de agua que hay que ahorrar, ¡qué obsesión!. Pero ni comparación al uso que hace del retrete este otro. También tenemos otros gatitos a los que se le regalan juguetes caros, no debe estar fina ni nada la pantalla de ese portatil. ¡Dadle una guitarra a este otro, por favor! Escuchando esa música puede acabar poseído. Éste quiere que le dejen comer en paz. Éste otro barre debajo del sofá, y aunque normalmente todos escapan del ruido de una aspiradora, mirad éste. Tenemos gatos masajistas también, que pueden ayudar a relajarnos después de una dura jornada de trabajo. Lo que sí podemos asegurar es que no tienen claustrofobia. Lo mejor es buscarle un buen amigo desde pequeñito, y algún día, mostrale videos de sus amigos. Que los animalillos (no sólo los gatos) son muy inteligentes.

No debemos hacer nunca gilipolleces de estas, ¡cuidado, a ver a lo que jugáis en casa con el gato! ¿No será mejor enseñarle a hablar? Contaros… que conozco a gente que tiene una “oveja” en casa y nos insiste en que es un gato, ¿verdad Rubén?

Os dejo un divertido recopilatorio. ¿Queréis más? Pues otro más. También unas fotillos y una gilipollez de regalo.

Pero recordad siempre que…

Comenta este artículo: 13 comentarios


¡Merce, felicidades! Aunque cae alguno más que en el título ¿no? 😉

¡Gracias por la invitación! ¡A medida que íbamos acabando las fuentes de langostinos no hacíais más que volverlas a llenar! Y qué bueno estaba el jamón… sin desperdiciar el resto de los platos. Mmmm, ese Lambrusco rosado… que siempre tenéis disponible para los invitados.

¡Hierbas Ibicencas! ¡Qué paladar! Delicioso y espirituoso anisado licor local, elaborado con el extracto de abundantes plantas aromáticas. Tendré que hacerme con una botella, o bien, ir más a menudo a tomar café a vuestro piso.

Esta vez si que pedimos caipiriñas ¿eh? -claro que falta gente en la foto-. Al final, vamos a cambiar nuestra “sede” al Kingston Pub. Que esta vez nos sorprendío con varios cuencos repletos de cacahuetes salados y galletitas. Pero como todos esperábamos otra cosa… llamé al camamero y literalmente le dije: “¿Me recuerdas? Estuve aquí el Martes, y hoy vengo con los amigos para que disfruten de los deliciosos conguitos con los que acompañábais la caipiriña.” Su respuesta, fulminante: apareció a los dos minutos con 3 cuencos repletos de ellos, asegurando y disculpándose de que se le habían agotado, pero que estaban buscando. ¡Y nos costó comérnoslos todos! Desconocía que el local tuviese varias salas en varios pisos con ambientes diferentes, esta vez estuvimos en el bajo, donde te sientes como en una antigua cueva acondicionada de un modo muy atractivo y relajante. La verdad, es que con los conguitos de chocolate blanco y con los de negro, se podía jugar tranquilamente a las damas en las mesas tablero, ¿verdad Pedro? Hay que destacar lo “limpia” que suena la música… buenos bafles sin duda.

Pedro y Marta… ¿por qué os daba miedo echar azúcar? Jajaja. Lo cuento, lo cuento…Te traen azúcar para endulzar a gusto la bebida, un bol y una cucharilla muy de diseño, pero como mezclan el azúcar blanco con el moreno, y el moreno llevaba algún que otro terrón ovalado irreglular… parecía tal cual… ¡arena de gato usada! Jajaja.

Acabamos bailando y tomando unas copichuelas en el Casco Antiguo hasta las tantas de la madrugada, disfrutando de los bailes de salsa y merengue de los “profesionales” hasta las 3:00 y de la música más actual hasta las 5:00. Sin olvidar el “chaval” de 60 años que no para de recorrer la pista cada fin de semana con sus peculiares pasos de baile para asombro de todos, aprovechando los primeros minutos, antes de que no coja ni un alfiler… Para muestra: un botón (y un ojal).

Comenta este artículo: 10 comentarios


La Burbuja que Ríe

Publicado por Marcos
Categorías: General, Personal

Nos encontramos con Rubén en Madrid y decidimos ir a cenar a la Sidrería Asturiana La Burbuja que Ríe de la Calle del Ángel, como dicen en su carta, un chigre: lugar donde se bebe y se vende sidra, además de un auténtico lugar social para comentar, hacer negocios y flirtear.

Era Miércoles y estaba abarrotado de gente. El chigrero escancia la sidra en su vaso característico con el fin de que burbujee y su olor y sabor sean aun más deliciosos. No he contado los culetes que bebimos, pero… unos cuantos. ¿Las raciones? ¡Enormes! Con una por persona es más que suficiente, incluso es posible que sobre -aunque no es nuestro caso-. Acabamos con todo, el revuelto de cecina, los escalopines al cabrales y las almejas a la marinera.

Para bajar un poquito la comida, decidimos darnos un paseo y nos despedimos con un café en el Restaurante Puerta de Toledo. ¡Hasta la próxima!

Comenta este artículo: 7 comentarios


De compras al Plenilunio

Publicado por Marcos
Categorías: General, Personal

Me encanta la calidad de la fotografía de arriba tomada en modo manual a ISO 400 sin flash. Comimos en el Restaurante Italiano La Bambola, en Alcalá. Me apasiona ese lugar por su decoración cuidada hasta el más mínimo detalle, a la par que la comida. Esta vez: Patatas revolconas al estilo Ávila, endivias braseadas con mejillones al gratén, escalopín de cerdo empanado y pizza mediterránea… ¡Sobró de lo lindo! ¡Sí que hacen grandes los platos, no han cambiado! Según nos han comentado, depende de lo que el cocinero considere una ración, pues en el de Madrid sirven menos cantidad, aunque con el mismo esmero y dedicación.

Hoy tocó aprovisionarse de vestimenta otoñal, en el nuevo Centro Comercial tenían demasiadas camisas, camisetas, zapatos, bufandas, cinturones… por lo que hubo que traerse algunas para casa… ¡Ya está operativa! ¿Cómo han podido montar en el último piso esa birria de pista de karting? Si hay pistas de coches eléctricos mejores que ese circuito… No creo que vaya nunca… Al llegar al parking había un Seat Ibiza ardiendo… el vehículo quedó en cenizas. Ni os imagináis la de gente que había observando, verdaderamente creo que si el coche llegase a explotar, la gente aplaudiría al unísono, es incomprensible la actitud de la gente ante este tipo de situaciones.

¡Ricardo! ¡Abre ya La Tagliatella, por favor!

Comenta este artículo: 7 comentarios


Caipiriñeando en Alcalá

Publicado por Marcos
Categorías: General, Personal

Qué mejor manera de regresar a casa, que tomando unas cañas en el Tapón, contando en tiempo real las historias vividas antes que en el blog.

Claro que después de tanta cerveza por tierras conquenses, echábamos de menos una de nuestras dulces caipiriñas, de modo que, como el Naïf no abre hasta el Jueves, fuimos al Kingston Pub en la calle Santiago… La copa sale por casi el triple que en nuestro local habitual, pero su presentación, tamaño y la gran cantidad de conguitos que la acompañan lo merece. Pedro, como trabajabas no te llamamos, pero de la próxima no te libras.

Al lado teníamos a radio macuto: contándonos las historias de un tal Eulogio que conducía un Alfa, que adelantaba a otro Alfa, que se cruzó con un Alfa y que aparcó al lado de otro Alfa, que escapó de un Alfa de la policía por una gasolinera en la que repostaba otro Alfa… ¡Cuánto Alfa! ¡Menuda barriga que tenían! ¡Esos huevos fritos con panceta! ¡Esos torreznos! Lo que se llega a reir uno cuando la mesa de al lado está plagada de “jefes”.

Comenta este artículo: 4 comentarios


San Mateo 2006 (Cuenca)

Publicado por Marcos
Categorías: General, Personal

Finalmente estuve 5 días en Cuenca, así que tuve la posibilidad de disfrutar de las fiestas de San Mateo que daban su pistoletazo de salida este Lunes 18, Emilio me proporcionó una camiseta de peñas y… ¡a la Plaza Mayor a por la vaquilla!

Ya me habían advertido que subirse a los peldaños de la Catedral es peligroso, pues de subir a la vaquilla (para mí un bicho enorme) la gente se queda acorralada, pero era la única manera que me permitía coger una buena instantánea. ¡Y así fue! Tiraban con fuerza del animal enmaromado paralelamente a las escalinatas mientras yo enfocaba con la cámara, y de pronto… ¡se giró! La gente que me precedía desapareció de inmediato corriendo hacia ambos lados. La vaquilla se quedó enfrente mismo de la cámara… ¡El corazón a 300 y los huevos de corbata! ¡Carallo! ¡Así sale movida la foto! No me quedaron ganas de volver a acercarme tanto… ya me veía en los periódicos de nuevo, pero esta vez víctima de un buen revolcón.

Cenamos en uno de los múltiples chiringuitos asadores que montan en las escaleras de San Miguel: panceta, chorizos, pinchos, jamón y cerveza… mucha cerveza. Las vistas desde allí… ¡impresionantes!

La verbena, abarrotada de gente, si estaba así un Lunes no quiero imaginar como estará el próximo Jueves, apuesto a que no cogerá ni un alfiler. Acabamos la noche en el pub de unos amigos con los típicos vasos de tubo con hielo.

Los nuevos compañeros conquenses, querían a toda costa probar la resistencia de los gallegos, y… salieron escaldados 😉

Comenta este artículo: 5 comentarios


Como dice mi novia: el pueblo de Pin y Pon. Un pequeño lugar a unos 23 km. de la ciudad. ¡Precioso! Sus calles cuidadosamente asfaltadas, su fuente central, su imponente farola, y su más preciada joya: la iglesia. Una diminuta urbe que lo tiene todo para el relax que proporciona escapar de la gran ciudad y respirar aire puro. ¡Incluso columpios para los más pequeños!

Conocí a Loyd, un pastor alemán muy juguetón. Allí mismo, Raimundo me enseñó sus tinajas y todo lo necesario para la elaboración de la miel de sus colmenas . Recorrí todo el pueblo y visité La Cueva, donde el vino mantiene intactas sus propiedades sin sufrir las inclemencias del tiempo. Fotografiamos la iglesias de San Isidro y comimos en casa de la tía Loli un jugoso jamón serrano y un sabroso queso curado, después de visitar la reforma completa de la casa, ¡enorme!.

Un curioso y singular pueblecito donde sus habitantes se cuentan con los dedos.

Comenta este artículo: 9 comentarios


Bodorrio en Cuenca

Publicado por Marcos
Categorías: General, Personal

Se casaba el hermano de mi novia este Sábado pasado en la Iglesia de San Pedro, y allí estábamos todos: padres, hermanos, primos, tíos, amigos, y algún que otro infiltrado como yo, que aprovechaba la ocasión para la -siempre cuidadosa- presentación familiar: muchos nombres nuevos y poco tiempo para asimilarlos.

El día comenzó con largas horas –de 9 a 4 de la tarde– en la peluquería donde se citaron la novia y gran parte de las primas, dispuestas a ser las más guapas del evento. Yo, de fotógrafo, ¡90 fotos de las modelos! Para inmortalizar todo el proceso de la tediosa elaboración de sus peinados, jugando con los diferentes efectos de los que dispone la cámara. Y lo consiguieron… ¡qué guapas todas!

¡Menuda boda! ¡El menú de La Cueva del Fraile fantástico!: Crema de nécoras con escalonias, bacalao fresco en salsa, sorbete de cava, paletilla lechal al horno con fagot de espárragos -repetí, aunque no os asombrará a los que me conocéis bien- y tarta nupcial de frutas, todo regado con los mejores caldos de la región. Sin olvidar los abundantes y variados entrantes que dieron paso a la sabrosa cena… ¿El baile? Hasta altas horas de la madrugada disfrutando del peculiar “intercambio de parejas”. ¡Hasta una muiñeira bailé, para asombro de la tía Isabel!

Tuve que descargar la tarjeta de 2 GB pues se me hizo pequeña para tanta fotografía: muchas de ellas recogiendo las más graciosas expresiones de las caras de los novios en la iglesia durante la ceremonia.

Cuenca posee un paisaje precioso para los amantes de la fotografía, vayas por donde vayas las instantáneas son verdaderas postales.

¡Felicidades a la pareja de novios!

Comenta este artículo: 5 comentarios


¡Cómo me ponéis el Blog cuando no estoy! ¿Eh?… ¡Perdido! ¡Me paso el día limpiándolo! No hay más que ver lo que habéis hecho ayer, o cómo me lo he encontrado esta mañana… ¿Os gusta? ¿Os parece bonito?

Y lo peor de todo, iba a escribir ahora mismo un comentario y… ¡me encuentro con esto!. ¡En mis propias narices!

¡Ya os vale! Seguro que os estáis desahogando…

Comenta este artículo: 10 comentarios


¡Esa filigrana cordobesa!

Publicado por Marcos
Categorías: General, Personal

Me acabo de pegar una paliza de 900 Km. a Córdoba (ida y vuelta) a comprar doce docenas de un lucido broche de filigrana cordobesa, que va a regalar este fin de semana mi novia -la preciosa madrina- a las invitadas en una boda familiar. Anda que no los hemos elegido lejos, ¿eh?… pero es que “cerca”… ¡no los había!

Menos mal que la ciudad recompensó mi viaje mostrándome el encanto de su espectacular Catedral (Antigua Mezquita), un enorme cuadrilátero de suntuosas arquerías de 24.000 m2 de superficie, el templo religioso más grande del mundo. ¡Divina! -nunca mejor dicho- No había estado allí hasta ahora. Recomiendo su visita… Los arcos parecen no acabarse, enlazándose los unos con los otros en un interminable abanico desplegado en todas direcciones. ¡Se me acabó la batería de la cámara allí dentro! ¿Cómo pueden cobrar 8 € por entrar a verla? Salen caras las plegarias de los fieles… sin duda.

Me costó decidirme por un sitio para comer, está plagado de atrayentes lugares que llaman la atención con tan sólo asomarse a su puerta y leer su amplia y cuidada carta. Finalmente acudí al Mesón Los cinco arcos por la confortable sensación que me producía comer en su fresco patio, rodeado de abundantes plantas naturales, arcos, columnas y ventanales que recuerdan a la Mezquita. Rubén, es una pena que a última hora no hayas podido venir, te hubiese invitado a: Salmorejo cordobés de primero, y como segundo, un enorme y apetitoso flamenquín cordobés con patatas fritas y ensalada, y como no, a un postre de los que te gustan, que nos conocemos… Además, llegado a Madrid, fui con Nines a cenar al Indalo de la Garena: ¡sepia! que sé que te gusta… si es que te has perdido un palizón… pero también unas comiditas. ¿El resto de lectores también os hubiéseis apuntado al Indalo, verdad? ¿Sabéis que ya no tienen ni alitas ni oreja “pa más nunca”?

De vuelta al parking a recoger el coche, me interrumpe el paso, con decisión, un extranjero -a saber de qué país era-: “Mosssquito? Mosssquito?” Al principio creí que se le había metido al pobre un mosquito en el ojo… necesité unos segundos hasta darme cuenta de que me preguntaba por la “Mezquita”. Espero que cuando vaya a Alemania, me entiendan perfectamente cuando les pregunte por el “Buuurro” de Berlín.

Comenta este artículo: 18 comentarios


  • Recibe los artículos por Email o por Feed
    Feed de MarcosGarcia.es