El Gato de Tres Patas - Alcalá de Henares

¿De tapas por Alcalá? ¡Vamos! ¡Nos espera El Gato de Tres Patas! Fijaos bien en esta fachada porque os aseguro que la visitaréis a menudo en C/ Ronda de la Pescadería, 27. Todos conocemos el Indalo, el Tapón o el Escudo… ¡Al fin, alguien intenta tomar el relevo y apuesta por una imagen más fresca y moderna!

El Gato de Tres Patas - Alcalá de Henares

Una caña -siempre con su tapa- servida por Javier en El Gato de Tres Patas merece la pena. Como podéis ver en las imágenes, disfrutamos -y mucho- de las nuestras.

El Gato de Tres Patas - Alcalá de HenaresEl Gato de Tres Patas - Alcalá de Henares

El local fue inaugurado oficialmente el 4 de Mayo, y en este poquito tiempo que llevan han conseguido hacerse un hueco entre las taperías de éxito alcalaínas -prueba de ello es que en época de fiestas estaba a tope y tuvimos que sentarnos en la barra-. Pero no queda ahí la cosa:

¡No sólo es una tapería!
¡También es un restaurante! -de cocina casera y tradicional-
¡Disponen de servicio de catering! -desde el que desarrollan menús y presupuestos a medida-
¡Y además no dejan de lado la gestión hostelera!

El Gato de Tres Patas - Alcalá de Henares

Estábamos los tres cucharetes al completo, y Javier Moreno -el artífice de la idea gatuna- nos comentaba anécdotas graciosas sobre el desarrollo de las visitas en el poco tiempo que llevan «online»: Los fines de semana, la gente joven que busca un local de copas les cuesta entrar porque creen que es un restaurante, y en cambio, la gente mayor no entra porque cree que es un local de copas. ¡Señores lectores! En El Gato de Tres Patas podéis hacer lo que queráis: tomar unas cañitas, tapear, cenar a la carta… ¡o tomarse unas copas!

¡Nos vemos allí!

8 comentarios

Suscríbete a comentarios RSS o deja un trackback
  1. Las cañas y los pinchos muy buenos, solo hay que ver la segunda foto. El tamaño de las raciones más que suficiente al igual que las salsas de sus tablas. ¿No os ha pasado alguna vez en algunos otros sitios que se acaban y ya no hay quien siga con las patatas? Barra, mesas para sentarse y un servicio joven, amable y divertido.

    Esta vez fuimos de tapas pero habrá que encontrar hueco un día de estos para volver a cenar (le tengo echado el ojo a un magret de pato de la carta… jeje) y quizás caiga algún postre o copa después. ¿Lo mejor? Que se encuentra en plena «zona» de marcha de Alcalá.

    ¡Enhorabuena y suerte con la idea Javier!

  2. Lo cierto es que todo tiene una pinta estupenda. El aspecto que detecto de las fotos es el de un lugar moderno que invita a entrar y que una vez dentro NO decepciona. Contad conmigo para la próxima 🙂

  3. No dudo de la calidad del sitio.Yo soy un antiguo conocido de su ultima empresa de tecnologia informatica y si era un buen analista tampoco dudo que sea un buen restaurador

  4. Tremendas las patatas con cuatro salsas, el pato espectacular pero las tapas de sobrasada junto a las de queso y mermelada son de las cosas más deliciosas que he probado en mucho tiempo, se las curran haciendo una delicatessen con cada caña. Menos grasa,más calidad (eso se nota a la hora de la digestión) y mejor sabor. Me he vuelto un completo adicto, lo siguiente que quiero probar es la ensalada con salmón que pinta bastante interesante.

  5. Yo estuve al poquito de abrir y me encantó. Tengo ganas de volver. Los que viváis cerca del G3P, qué suerte qué tenéis! 😀

  6. es un sitio genial…me encanto,mejor que el indalo al cual fui el otro dia y nos pusieron pepsi y las tapas tampoco son para tirar cohetes

  7. totalmente recomendable, no conocia el sitio y hoy he comido alli con la empresa y nos ha encantado!!la comida buenisima a cada cosa mejor y el trato excelente la verdad, espero volver muy pronto

  8. Yo voy aponer mi pequeña nota negativa…
    Hace un par de semanas estuve en g3p con 10 amigos y la verdad es que la comida está muy buena y es de calidad pero…
    Si se supone que con los menús de grupo hay barra libre de cerveza y tinto de verano,por favor,que procuren no ser tan rácanos a la hora de servir.
    Lo que en principio fue «es que se oó cs va a quedar caliente» y posteriormente «es que no tenemos más jarras» terminó en un racionamiento de la bebida, como si les diera miedo servirnos.
    No comprendo esa racanería a la hora de las bebidas (que a priori es lo que a ellos les sale más barato) y me gustaría que alguien comentara si ha pasado alguna situación similar.
    Muchas gracias.

Escribe un comentario

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image

  • Recibe los artículos por Email o por Feed
    Feed de MarcosGarcia.es